Category Archives: Diario Covid-19

Última página del diario

Duodécima semana
2.063K corridos, 243 días viajando

En cuarentena

Ya en España casi casi se habló de normalidad: muchas provincias estaban en la tercera fase. Además se vió a gente tomando cervezas en sitios, vuelta al entrenamiento de clubes ¡e incluso permiso para viajar en ciertas provincias! Las cosas parecieron que casi habían vuelto a su cauce, veremos a ver qué pasa en verano 😉

Las cifras por fin llegaron casi a estabilizarse: los casos totales ascendían el domingo a 288.797 y los muertos a 27.136. ¡Parecía que el Covid-19 estaba llegando a su fin!

En el exilio

Respecto a los datos, en Thailand empeoró el crecimiento de los infectados: el 7 de Junio se contabilizaron 3.121 casos (81 más que la semana pasada), y los muertos se mantuvieron casi estables: 58 en lugar de 56.

A pesar de esas noticias, no muy alentadoras, ¡por fin abrieron las fronteras interprovinciales! Y con una mezcla de melancolía y alegría me tocó despedir mi querida Ko Kut. La verdad es que el último día fue de cine: sol y playa, y así despedí mi favorita de la isla (Siam Beach). Sin embargo, el día que partí, diluvió :S Pareció hecho a porpósito para faculitarme la salida.

Trat primero, para aclimatarme un poco a ambientes más concurridos. Allí además de correr un poquito, ponerme Una mascarilla por primera vez en mi vida y acordarme de lo que me gustaba viajar, Ferrán se encontró una pasta en el suelo 😉 asique decidimos comprarnos unas bicis para recorrer Thailand :):)

En la pisci de Jose, Sathorn (Bangkok)

Bangkok: amigos, pisci y Decathlon. ¡Qué buena vida! Y con algún que otro contratiempo (como olvidarme el pasaporte y la pasta en la mochila en casa de mi amigo Jose), ¡salí rumbo a Ayutthaya pedaleando! Ahora soy cicliturista también, pero no por esas voy a dejar de correr:) ¡Lo que sí que creo que pasa a mejor vida es el Diario Covid-19!

Deportes acuáticos y selváticos

Undécima semana
2.004K corridos, 235 días viajando

En cuarentena

Poco a poco las cosas volvían a su cauce: la gente ya empezó a salir regularmente a la calle, e incluso quedó para tomar algo. Eso sí, hasta el bar más cutre tuvo una cola digna del sitio de moda un domingo a la hora del aperitivo por La Latina. Pero ni eso ni el hecho de la obligatoriedad de la mascarilla hicieron que la gente dejara de salir, ¡habían sido muchos días de arresto domiciliario!

Las cifras iban a mejor: los casos totales ascendían el domingo a 285.509 y los muertos a 27.127 ¡Bien!

En el exilo

La semana fue estupenda en cuanto a deportes:

  • El martes hicimos kayak y snorkel (el kayak cortesía gratuíta de uno de los resorts de la isla, en la playa de Siam Beach). Conseguimos llegar remando a una playa desconocida para nosotros, donde usamos unas tumbonas para hacer un descanso del ejercicio. Además, como en la canoa llevábamos las gafas de bucear, también cortesía gratuíta de otro resort, pudimos explorar los suelos marinos en dos de los sitios más chulos de la isla.
  • El miércoles nos apuntamos a bucear con el club BB Divers. Nos hicieron un precio especial por estar fuera de temporada, y además nos regalaron una inmersión gracias a hacer otra recogiendo basura del fondo del mar. Pese a que la visibilidad no acompañó, la experiencia de bucear siempre es positiva: estás en un medio nuevo y te mueves en 3 dimensiones (no como andando o corriendo). ¡Nuestro instructor Marc, el paseo en barco y lo fácil que fue el plan (te pasaban incluso a buscar por casa) hicieron que el día fuera perfecto!
  • El domingo, para despedirme de la isla (el martes que viene parto a recorrerme el país en bici), se me ocurrió in reto muy loco: ver cuántas veces conseguía hacerme mi recorrido preferido (ruta trailera, con desnivel, 5K). ¡Lo hice 10! ¿Os salen las cuentas? No quiero deciros cómo acabé, ¡pero fue una buena despedida!

Respecto a los datos, el numero de muertos ascendió a 57, y los infectados 3.081.

Kilómetros para el mundo en SER Aventureros

Décima semana
1.977K corridos, 236 días viajando

En cuarentena

En la España confinada, la gente además de estar más activa en redes sociales, hacer deporte y cocinar, escuchaba más la radio que nunca (pese a que la temática era homogénea: el Covid-19). La emisora más escuchada fue Cadena SER (aunque esto no es novedad de tiempos de pandemia), con más de 4 millones de personas que a diario sintonizaban el transistor para oirla. Además de en directo, las radios ponían a disposición desde hace tiempo el formato podcast, que mucha gente que prefiere “radio a la carta” consume.

Por cuarta semana consecutiva, las cifras iban a mejor: los casos totales ascendían el domingo a 282.852 los muertos a 28.752. ¡Además muchas Comunidades, entre ellas Madrid, ya IBAN a pasar a Fase 1, y había sitios en los qué incluso estaban en Fase 2!

En el exilio

El notición de la semana fue que ¡me entrevistaron en SER Aventureros! El programa está dirigido por José Antonio Ponseti, y cuenta con secciones fijas lideradas por estupendos (y míticos) locutores: Carlos Barrabés, que además de poner sabiduría y sensatez habla de temas de actualidad (y si tienen que ver con la montaña mejor), Jon Vispe, un loco muy cuerdo que, desde Australia retransmite y zurra a todo el que se le pone por delante (pero en lugar de por ello suscitar rechazo, todo el mundo le tiene un tremendo cariño), José Luis Angulo que habla además de viajes de libros (para viajar desde el sofá), y Alfonso Ojea que habla de la nieve y sus mieles. Además, siempre participa como tertuliano Ángel Colina cuya misión, además de participar en la entrevista del viajero invitado y aportar interesantes apuntes a todos los temas que se despachan, es la de defender a él y a todos sus compañeros (Ponseti incluído) de los latigazos que da Vispe. En el aire 😉 conté mi proyecto, y tanto Ponseti como Ángel y José Luis fueron simpatiquísimos conmigo: les pude dar a ellos y a los oyentes algunas pinceladas de kilómetros para el mundo y nos reímos, entre otras cosas, de la prohibición, como medida tailandesa de confinamiento, de la venta de alcohol en el país y de mi abstención cervecera de los últimos tiempos. Además, al final me dijeron que me seguirían (o perseguirían) la pista, por lo que no creo que sea la última vez que charlemos… Por eso y porque, ahora ya sí que sí tengo el título de aventurera oficial y convalidado por la SER: en La ventana de los viajes (sección del programa La ventana, también de Cadena SER, que trata la temática de viajes) Paco Nadal dijo de mí que era una aventurera, y ¡ahora ya he participado en SER aventureros!¡Ya no hay duda al respecto, soy una verdadera aventurera!¡¡Muchas muchas gracias Ponseti por haberme invitado al programa!!

https://play.cadenaser.com/audio/001RD010000005999354/

Además, también fue divertido que ¡conseguí realizar el Reto Forrest Gump (que consistía en ir de costa Oeste a costa Este de la isla)! Estaba claro que lo iba a lograr: Eran 10K (aunque con desnivel), la duda era: ¿en cuánto tiempo? Tardé 50′, y como no me quedé muy satisfecha :S ¡hice la vuelta también corriendo! Eso sí, me reventé, ¡que la primera parte, aunque en tiempo no sé notó, la corrí a tope pensando que sólo eran 10K!

Respecto a los datos, sigue sin haber muertos desde la semana pasada (sigue la cuenta en 56) y el número de infectados ascendió a 3.040 (9 más). Aún así, las noticias siguieron sin desvelar si iban a relajar las medidas de emergencia (y, entre otras cosas, abrir de nuevo las fronteras interprovinciales para poder seguir ruta). ¿Seré libre de nuevo?

Frutas y cacerolas

Novena semana
1.924K corridos, 229 días viajando

En cuarentena

Las noticias en España iban, por tercera semana consecutiva, a mejor: los casos totales ascendían el domingo a 277.719 y los muertos a 27.650. ¡Esperemos que pronto dejen de crecer!

Además, no todas las noticias eran malas: había cundido tanto el pánico en Madrid por no haber pasado a Fase 1, que se determinó que la fase en la que estaba la Comunidad no era ni 0 ni 1, ¡0,5! Hay qué joderse, ojalá en mis exámenes también a posteriori hubieran inventado algún maravilloso 4-aprobado…

En Madrid también, hubo exaltaciones en el Barrio de Salamanca en contra de la gestión del Covid-19 por parte del gobierno. Lo más característico era que se trataba de “gente como Dios manda” que salían a manifestarse con cacerolas y palos de golf (los caminos de Dios son inescrutables). Al ser “gente de bien” bien transmitieron el mensaje de la preocupación que tenían por lo verdaderamente importante: que el virus no se propaganda, manifestándose bajo las medidas de seguridad impuestas y con la precaución necesaria 😉

En el exilio

Respecto a los datos, ¡menudas buenas noticias! No hubo ningún muerto la semana pasada (sigue la cuenta en 56) y el número de infectados ascendió a 3.031 (16 más que la semana pasada).

El incidente con el erizo quedó en un susto, un par de días sin correr e intentar no pisar arena (claro, que no me impidió dar caña a esas gafas de nadar y a los videos de fuerza de Javier Ordieres).

Tanto tiempo en reposo 😉 me dió para plantearme un reto molón: ir de la costa Oeste a la costa Este de la isla corriendo (aproximadamente 10K). Para llevarlo a cabo entrené duramente, y ¡retransmití la preparación al 100% en el Instagram!

Además pude hacer una cata en profundidad de las frutas de la región. El mango, la sandía y el plátano son viejos conocidos, pero además probé los rambutanes (como los lichies de sabor, pero de aspecto peludos), los lanzones (cuyo sabor recuerda al pomelo y se pegan los dedos al pelarlos), y los mangostines (que saben a sorbete de limón, mis preferidos). Todos éstos son pequeños y se pelan con las manos e hincándoles el diente, por lo que tener un paño a mano, o un grifo, es altamente recomendable. De los grandes, es digno de mención el jackfruit (textura gomosa y sabor parecido al plátano) y el durian (muy cotizado por los extranjeros, con olor y sabor muy intenso y peculiar). La apariencia de ambos es similar: grandes, con piel gorda y picuda y de color verde oscuro. ¡Espero que la semana que viene pueda seguir escribiendo y no me haya dado un empacho!

¡Seguimos mejorando!

Octava semana
1.868K corridos, 222 días viajando

En cuarentena

La noticia más esperada de la semana fue qué Comunidades pasaban a la Fase 1 de la desescalada. Las diferencias más relevantes con la Fase 0 es la libre circulación por la provincia en la que estés; que se permiten reuniones de hasta 10 personas; apertura de terrazas (con un 50% de la capacidad), pequeños comercios, museos, mercadillos y lugares de culto (todos éstos a un 30% de capacidad); y se permite la asistencia a velatorios. Desafortunadamente, muchas Comunidades Autónomas quedaron en la Fase 0 :S El cambio de fase se determinó basicamente a partir de la capacidad de una Comunidad para habilitar un ratio de camas hospitalarias por habitante.

Medidas Fase 1 España

Sin embargo, ¡las cifras iban incluso mejor qué la semana pasada! Los casos totales ascendían el domingo a 264.663 (de nuevo, menos incremento qué la semana anterior) y los muertos a 26.621.

En el exilio

Más de lo mismo: playita, entrenos, cocina (vegana), lectura, atardeceres y escribir. Además de poquito a poco mejorando el blog 🙂

Jackfruit pulled pork sandwich

El domingo pasado fuimos a hacer snorkel, una de las actividades que hacemos frecuentemente por aquí. Tenemos unas gafas con tubo que “pedimos prestadas” un día en un resort en la isla (donde también nos suelen “dejar prestadas” unas hamacas) y mis gafas de nadar, y con eso nos apañamos estupendamente: buscamos algún sitio molón (normalmente con rocas asesinas en las que solo con rozar un poquitín el pie te cortas) y allá que vamos. Además con la cámara de Ferran que es acuática nos suelen quedar fotos guays… Eso cuando no, como el domingo pasado, das un patada a un erizo de mar y te clavas 4 púas :S Aunque he de decir que no es para tanto: en el momento sí qué me dolió mucho, pero luego ya no fue más que una molestia (más que para el pie, el follón que es sacar las puas: de 4 agujeros sólo sacamos un trocito de una). En fin, ¡espero que cure bien para poder seguir cuanto antes con los 15K diarios!

Respecto a los datos, ¡también muy buenas noticias en Thailand! El domingo los infectados ascendían a 3.015 (menos incremento que la semana anterior) y los muertos a 56.

Remando hacia la libertad

Séptima semana
1.849K, 115 días viajando

En cuarentena

A partir del sábado la principal nueva medidas del gobierno fue que dejaron salir a los deportistas y paseantes, en franjas horarias concretas y por períodos delimitados. Las normas dependían del municipio (del número de habitantes que tuvieran, hasta 5.000 empadronados era una historia y por encima otra),  pero en general hubo una afluencia impresionante de gente haciendo ejercicio: creo que nunca vi tanta foto de runner por las calles, ni si quiera en carreras.

Las noticias fueron tan buenas que cerraron el hospital improvisado de IFEMA, y los niños seguían saliendo a jugar (aunque sin relacionarase y sin ir al parque).

También se celebró por las redes sociales el primer domingo de mayo, ¡feliz día de la madre! Y vimos más que nunca fotos emotivas y felicitaciones virtuales.

Además, ¡las cifras fueron muy bien! Los casos totales ascendían el domingo a 247.122 (habían subido unos 20.000 entrela semana 6 y la 7, cuando entre la 5 y la 6 subieron unos 120.000) y los muertos a 25.264.

En el exilio

El resumen de la semana: ¡a tope con las redes! Seguí trabajando para darle caña al Insta y ¡llegué a los 1.000 seguidores! Además, Mundo Adro me hizo un directo en YouTube que además de ayudar a promocionar mi proyecto, supuso unas risas con Pablo 🙂

https://youtu.be/sqQqwAjLEPA

Y en la vida real (no la virtual), ¡he conseguido que en un sitio nos presten un kayak! El lugar es la playa de Siam, en un resort. Salí de la bahía, y pude asomarme y descubrir sitios nuevos 😉 Y seguro que no es la última vez que lo hago…

Respecto a los datos, ¡también muy buenas noticias en Thailand! El domingo los infectados ascendían a 2.987 (65 más que la semana pasada, mientras que la anterior se sumaron 157) y los muertos a 54.

Resignación

Sexta semana
1.673K corridos, 199 días viajando

En cuarentena

Los ánimos de la gente en cuarentena en esta última semana los pude resumir en una palabra: resignación. Además, se empezaron a escuchar cosas de cómo sería el nuevo mundo: cómo los bares y restaurantes tendrían que estar parcelados por metacrilato, y así incluso las playa. Los niños pudieron salir a jugar a partir del domingo, pero no sin polémica: al principio de la semana se acordó que sólo pudieran salir a la compra y a la farmacia (cosa que luego corrigieron), y cuando por fin salieron hubo algunos que digamos no respetaron al 100% las normas (yendo a visitar a los abuelos, juntándose entre ellos, etc.).

Respecto a los datos, a domingo los infectados ascendían a 226.619 y los muertos a 23.190.

En el exilio

Tuve que decidir, porque el martes terminaba mi compromiso con el casero después de un mes en Ko Kut, si ampliar o no durante otro mes. No sé si porque ese día también anunciaron que gratuítamente nos extendían el visado a todos los extranjeros hasta finales de Julio (pensé que con un poquito de suerte me daría tiempo a viajar algo por Thai) o porque, como los españoles me he resignado, pero no me fastidió mucho tomar la decisión (podía habérmela jugado a comprometerme sólo 15 días, pero el precio no hubiera sido el mismo). Al fin y al cabo, tenía en la isla una pseudo-rutina molona, y ¿a quién no le gusta pasar dos meses en el paraíso?

Además, me pasó algo interesante. Charly Sinewan, motero que lleva viajando desde hace 10 años pateocinado por diferentes marcas, y con quien tengo contacto desde un poquito antes de partir de viaje, me dio una súper sorpresa: iba a hacer una entrevista en el programa de La Ventana de Cadena Ser, que trataba de viajeros que se habían quedado aislados por la cuarentena, y había propuesto a su contacto que yo también participate. Total, que el jueves Olga (su contacto) me llamó y me pidió que les mandara un audio con un resumen de cómo estaba la cosa aquí (y en el que yo aproveché y publicité mi proyecto), y se retransmitió el mismo viernes (minuto 45). A ver si hay suerte y consigo aparecer de nuevo en la cadena, pero la próxima vez que sea Ponseti el que me entreviste en su programa Ser Aventureros 😉

https://play.cadenaser.com/audio/cadenaser_laventana_20200424_190000_200000

Respecto a los datos, a domingo los infectados en Thailand ascendían a 2.922 y los muertos a 51.

El día de la marmota

Quinta semana
1.644K corridos, 192 días viajando

En cuarentena

La gente, los ánimos, los memes y demás siguieron como la semana anterior: parecía El día de la marmota. Además se anunció una extensión de la cuarentena hasta el 09 de Mayo, por lo que la gente se empezó a preocupar por el veraneo.

El domingo se contaban en España 100.864 casos de Covid-19, y las muertes en 20.453.

En el exilio

El lunes hice mi primer directo en Instagram 🙂 a través de @simbioseclothing y gracias a Jorge Sierra que me contactó, y a Charly Sinewan que fue quién me propuso. La verdad es que, para lo nerviosa que estuve todo el día (fue a las 6pm hora española, es decir, a las 11pm de aquí), ¡salió estupendamente! Los directos de Viajeros en Cuarentena consisten en una entrevista que hace Jorge al viajero de turno, donde tienes tiempo para presentarte tú y tu proyecto, y luego contestas las preguntas de los oyentes que mandan on-line. En mi caso, fue la mayor parte del rato hablando de Kilómetros para el mundo, y al final contesté alguna que otra pregunta (las que no habían contestado mis hermanos, jajajajajja, que estuvieron al quite y le dieron caña contestando también on-line). Al final se me hizo cortísimo: ¡pasé muy buen rato y me encantó ver a gente conocida conectada! Asique espero que no sea el último 😉

Eso, y un día que me tuve que quedar como si estuviese en cuarentena real por una tormenta (sólo salí al súper, vaya), fueron las cosas más diferentes que me pasaron. Con respecto al experimento de confinamiento: un día ni tan mal (hice deporte en casa, leí bastante, vi Netflix, cociné y me tomé una de las birritas que acopié en su día, que recordemos que aquí hay ley seca por el virus), pero, ¡qué mérito tenéis los que llevais 5 semanas así!

En Thai los casos fueron 2.765 y las muertes 47 el pasado domingo. El Bangkok Post anuncia una relajación de las medidas impuestas (como la posibilidad de quitar el toque de queda), ya que los casos están bajando, ¡bieeeeeeeen! Aunque, ¿serán fiables los datos? Porque cuanto menos impresionan los pocos casos que hay aquí comparado con España…

Una montaña rusa de sensaciones

Cuarta semana
1.627K corridos, 185 días viajando

En cuarentena

La situación en las casas de los españoles seguía similar a la semana anterior, pese a ser Semana Santa, y la dinámica era parecida (como la de las noticias de la tele): pese a que los números subían, se felicitaban por no hacerlo a mayor ritmo (gracias al esfuerzo de todo el que cumplía las normas), se daban las gracias al personal sanitario por toda su labor (aplaudiendo a las 20h entre los vecinos) y se amedrentaba a los desobedientes con ejemplos de gente irresponsable que no respetaba la cuarentena (mediante vídeos de gente huyendo de la policía o de atascos).

Los ánimos de la gente también eran similares a la semana anterior, aunque iban desgastándose poco a poco, y en lo único que se notaba que era Semana Santa es que en  las recetas que rulaban por los grupos de Whatsapp predominaban las torrijas.

En cuanto a los números, en España el domingo las cifras se situaron en casi 89.000 infectados y más de 18.0000 muertes. Pese a que los números seguían subiendo, no lo hacían al mismo ritmo (lo cuál era un alivio).

En el exilio

¡En Thai la situación revertía! Pese a no saberse la fiabilidad de los datos al 100%, ver que el número de infectados pasaba de 1.300 la semana pasada a 1.200 era un avance, a pesar de que las muertes ascendiesen a 41 (datos a 12.04.2020).

Pero mis ánimos cada vez eran más dispares: había días que me levantaba llena de energy y dándo gracias por mi rutina privilegiada (playa, deporte, cocina y lectura), y días en los que me sentía  claustrofóbicamente encerrada en la isla y se me hacía muy cuesta arriba estar parada en lugar de viajando. ¿De qué dependían esos cambios? Pues como siempre había sucedido en mí y en mi vida antes de viajar, de muchos factores (como el clima, nivel de actividad o chorradas que me sucedían) y de ningún detonante en concreto. De todos modos, al ser ésto de los cambios un viejo conocido, empleaba mis mejores técnicas ya dominadas para contrarrestar el subeybaja: deporte, mindfulness, dulces y cerveza. Todos en su justa medida suelen ayudar, pero ojo, que si te pasas de alguno (en especial de los últimos), las consecuencias pueden ser qué en vez de suavizar se haga la bola más grande 😉

A todo esto yo seguía trabajando en mis redes sociales y en mi blog lo que podía (que ya tenía frito el cerebro de describir cosas rutinarias), e incluso me llamaron para preparar a algún directo. No era todo malo 😉 ¡Pero ojalá se pasase ya este confinamiento cuanto antes!

Nuevas rutinas para todos

Tercera semana
1.553K corridos, 178 días viajando

En cuarentena

Las cifras siguieron empeorando: en España el domingo se censaron 80.000 infectados y más de 12.000 muertes. Además, se siguieron dando noticias de hechos impactantes como que se hubiera habilitado en el Palacio de Hielo de Madrid una morgue. Para los de la LOGSE, morgue es un depósito de féretros, y lo habilitaron en el Palacio de Hielo para poder mantener los cadáveres fríos hasta que les tocara su turno de incineración o enterramiento, que las funerarias no daban abasto.

Además, los españoles ya estaban cansados de estar encerrados, y empezaban a posicionarse de manera radical: los había cuyo principal enemigo era el confinamiento, y por tanto su objetivo era salir de él y buscaban cualquier tipo de entretemiento para olvidarse (como correr un 10K dentro de casa), o cualquier vacío legal para eludirlo (como pasear al perro más tiempo de la cuenta); y los había con miedo real al virus, que procuraban cumplir a raja tabla las normas para evitar contagios (que se resumen en mímino contacto humano) y eran conscientes de la labor de los sanitarios (a quienes aplaudían todos los días a las 8pm). No sin avergonzarme, conociendome creo que yo sería de las primeras :S

En el exilio

En Thai la situación seguía siendo más relajada: unos 1.300 infectados y 23 muertes a 05.04.2020. Además, pese a que se había declarado el estado de emergencia, las medidas a lo largo de la semana se mantuvieron casi como las de la semana anterior.

Yo, además de con mi plan de entreno, seguía empeñada en que una de las claves para sobrellevar la monotonía qué la isla podía causar era hacer todo el ejercicio que se me ocurriera: nadé hasta una isla cercana un día (sólo a 400m, pero ya es algo), hice  tábatas y vídeos de HITT de YouTube (incluyendo pesas con cocos).

Otra clave divertida era cocinar: como contaba la casa con cocina y material, por la tarde me ponía manos a los fogones y hacía cualquier cosa que viera por internet (ojo, que tenía que ser vegano 100% por Ferran y local por exigencias del mercado). De ahí nos salieron (ejem, en los platos más molones y que pongo al principio yo participé activamente como pinche pero se puede decir que el chef fue el valenciano más qué yo, aunque siempre curramos como equipo): Mango sticky rice (tipiquísimo aquí en Thai), Mac & cheese (el queso fue algo así como puré de patata), Arroz con verduras (no vistoso pero sabroso), Ratatouille tropical (cuyo principal ingrediente fue una especie de calabacín enorme con una piel gruesa), parrillada de verduras locales (con berenjenas flaquitas y una verdura grande y verde cuyo sabor recuerda a la compota) y todas las ocurrencias con tapioca (la fécula del mandioca).

En la isla no entendía el período de emergencia muy bien: había sitios en los que te daban de comer, otros en los que sólo había take away. Algunas tiendas estaban cerradas y otras no, y la mayoría de los resorts estaban vacíos (lo que me venía muy bien a la hora de elegir tumbona). Además, impusieron “toque de queda”: entre 10pm y 4am habías de estar en casa bajo amenaza, si te pillaban, pagar 40.000THB (unos 1.200€) e incluso pena de cárcel (wow, como para andarse con vaciles). Parecía que la cosa se complicaba :S